Ir al contenido principal

El Camino Real

El Camino Real
Inicio > Qué hacer > Senderismo
Este camino unía ambos hospitales que se situaban a cada lado de la gran cordillera.

El primero de estos, el Hospital de Benasque, fue fundado a principios del siglo XVIII por la “Real Orden de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén”, o Hospice de France, de ahí su apodo de “hospitalarios”.

Gracias a las muy activas relaciones comerciales que mantuvieron Benasque y Luchón por muchos siglos fueron en parte gracias a la buena red de carreteras de montaña que existían, las cuales permitieron el tránsito de manera fluida y ágil con los medios de transporte tan mediocres de la época. La actividad comercial se mantenía gracias a los caminos de herradura que podían alcanzar los más altos puertos.

La red permaneció imperturbable hasta mediados del siglo XIX, donde los Benasqueses empiezan a darse cuenta de que lo que más le conviene a la nación es un camino de primer orden que fuese desde Barbastro hasta la frontera, con un paso subterráneo.

Tanto ellos como los habitantes de Luchón presionaron a sus respectivos gobernantes para que se construyera la línea entre ambos. Los Benasqueses, por su parte, recurrieron al teniente general, además de senador del reino, Valentín Ferraz Barrau, y aunque lo intentaron no surtió efecto.
Aun así, sí que se consiguió el arreglo del Portillón y la inauguración de otro camino de herradura a mediados de Septiembre de 1858.

Es curioso que, más de siglo y medio después, todavía los habitantes de ambas poblaciones mantengan viva una protesta reivindicativa que incluso hoy beneficiaría a ambas poblaciones.

vallebenasque.info | Política de privacidad